martes, 2 de mayo de 2017

Quédate

Todo lo que quiero decirte cuando te vas se resume en una palabra: quédate. Quédate, porque no hay otro lugar en el que un abrazo pueda ser más reconfortante, una risa más alegre y un beso más apasionado. Quédate, porque sólo nosotros sabemos el auténtico significado de nosotros. Quédate y jugamos a escuchar las conversaciones de la gente en la calle e inventarnos sus historias. Quédate y saco unas cervezas frías y comemos patatas con limón y pimienta. Quédate y deja que te observe por encima de mis gafas mientras escribo y pienso en lo guapo que eres. Quédate y dime que el amor no es una debilidad, es una fortaleza y que en este tablero sólo gana el más valiente de todos los valientes.

No hay comentarios: