jueves, 18 de febrero de 2016

Me gustas más que el helado de tarta de queso

Nunca había conocido a nadie que me gustara más que lo que más me gusta en el mundo. Aunque todo es aborrecible, o eso dicen, para mí el helado de tarta de queso (uno en particular, no voy a decir la marca) nunca lo será. Y cuando digo nunca, siento que es nunca, aunque me pueda equivocar y con el tiempo diga "me equivoqué", no me importa, porque ahora estoy convencida, AHORA. Ni mañana (aunque yo creo que seguiré convencida mañana), ni el año que viene... No voy a ser prudente porque crea que a la larga vaya a cambiar mi forma de ver las cosas. Mi experiencia indica que así será, porque me gusta variar, porque me gusta descubrir que soy capaz de ir cambiando con el paso del tiempo, evolucionar, ver la vida desde otras perspectivas... Pero amigo, no voy a dejar de decir ahora que estoy convencida de que el helado de tarta de queso nunca dejará de gustarme. Sólo he sido prudente cuando no estaba convencida. Debes conocer esa sensación, cuando aparentemente todo va bien pero tú sientes que estás fuera aún siendo el actor principal de la función... Pues bien, cuando como helado de tarta de queso estoy realmente donde quiero estar, al 100%, sin dudas, sin arrepentimientos, sin cuestionarme para nada si esa ha sido la mejor elección. Plácida conexión total. Esos trozos de galleta, ese toque de caramelo, ese sabor a ¿queso con toneladas de azúcar quizá?, esa cobertura de mermelada de fresas con un toque ácido. Dime que no se te hace la boca agua, a mí sí, justo en este momento.... Tengo frío, mis manos son témpanos de hielo esforzándose por teclear y, aún y así, pienso que podría comerme una tarrina de ese delicioso bocado de dioses a la que, últimamente,  le ha salido un duro competidor. Veo cómo el vaso de helado me saluda efusivo desde la distancia con ganas de acercarse y abrazarme. Lo sabe, sabe que ya no es el único, que tiene que compartir mi convicción absoluta con otro, que tiene que abandonar el podio de preferidos y dar el merecido relevo a una nueva apuesta ganadora.

No hay comentarios: