miércoles, 31 de diciembre de 2014

Lo mejor de mi año: "El cohete azul"

Este año empezó con un archivo de cinco folios llamado "Jaime" guardado en el escritorio de mi ordenador. Siguió con muchísimas horas encerrada en habitaciones y bibliotecas, creando personajes, modelando historias, sonriendo y desesperándome en cada párrafo. El año pasado, Jaime, Alberto, Julia y Marisa, ni siquiera existían, hoy, son parte imprescindible de mi vida. He sentido su historia como si fuera la mía y ellos han sentido mi historia como si fuera la suya. Son lo mejor que me ha pasado este año. La razón por la que ha valido la pena todo el sacrificio. Les he visto nacer, crecer y ser. Empezaron pareciéndose a alguien que conocí en algún momento de mi vida y terminaron teniendo su propia personalidad. Sin desmerecer el resto de fantásticos momentos vividos en 2014, mi año termina con la enorme satisfacción de haber escalado un tramo más de esta montaña que es cumplir un sueño. Y agradezco infinito todas las cuerdas que me han sujetado para lograrlo. Esas cuerdas bien amarradas que empiezan por mis padres y terminan en cada una de las personas que han leído "El cohete azul". A todos GRACIAS una y otra vez, hasta quedarme sin voz, hasta devolveros toda esa felicidad que me habéis regalado. GRACIAS.

No hay comentarios: