martes, 12 de marzo de 2013

La suerte

En el juego de la vida a veces las cartas te tocan todas buenas. No es lo habitual pero, en ocasiones, cuando menos te los esperas, ocurre. Ahora están sonando las sirenas en la ciudad por mí y anuncian que llegó la buena racha. Que en esta partida llevo la mejor mano. Llevo ases, llevo reyes, llevo escaleras de color, llevo la calma después de la tormenta y el "todo se acabará arreglando" hecho realidad. Llevo el estar bien sin peros. El no pensar que pronto se estropeará. Llevo sonrisa, calma, ilusión, nuevos retos y antiguos deseos cumplidos. Posiblemente este sea el momento en que las semillas hayan dado su fruto y me toque recogerlo con la incrédula delicadeza del que no se estima merecedor de tan buena cosecha. Y el gran momento que siempre recordaré cuando necesite una dosis de aliento extra.

1 comentario:

Shiwa dijo...

Eso es quizá lo mejor de la vida... las buenas manos que nos depara a veces el destino.
Te mando un puñado de suerte extra para guardarte en un bolsillo! ;)

Besos!