lunes, 19 de diciembre de 2011

Frío

Hoy ha vuelto el frío de verdad, el de poner la calefacción y esconderse bajo la manta. Ha vuelto por fin y con él se ha marchado definitivamente el verano. Un verano que todavía andaba dando coletazos. Todo ha cambiado, el calor ha dado paso a ráfagas de viento y pies helados. Ya no apetece sentarse en el balcón a pasar el rato, nada de cañas en terrazas a media tarde o noches interminables de vino, tortilla-pizza y risas. Estaba ansiosa porque el frío arrasara con todos esos recuerdos y dejara, otra vez, un terreno vacío en el que poder verter nuevas y maravillosas historias que están comenzando a ocurrirme.

Hoy, después de muchos meses, lo único que de verdad me apetece hacer es sonreír y acurrucarme bajo la manta para disfrutar de este momento.

1 comentario:

Anónimo dijo...

cuando sonríes tu belleza se multiplica por mil..........(rosapiedrafita)