lunes, 20 de septiembre de 2010

Canciones

Ayer inventé mi primera canción, creé una frase de la que surgió una melodía a lo que le siguieron dos párrafos y un estribillo bastante pegadizo. Fue prácticamente un milagro. Exenta yo misma de cualidades musicales la suerte y el amor quiso que a eso de la medianoche tuviera cerca a alguien capaz de hacer realidad mi ritmo mental. Guitarra en mano, trabajo tuvo para descifrar mi tarareo. Y a pesar de los múltiples fallos derivados de mi ignorancia compositiva, logré que no pudiera quitarse de la cabeza el ritmo del estribillo. Algo que, para ser mi primera incursión musical, no está nada mal.

Seguré experimentando.

1 comentario:

Gus dijo...

Qué guay!!! Eso me parece magia pura, espero oírla algún día... será en Radio 3, no? ;)

Besitos mil!

P.D: -12:30 horas para que llegues, BIEEENNNN!!! :)