martes, 1 de septiembre de 2009

Perfiles

Hace algún tiempo, no recuerdo exactamente cuando, descubrí que tenía una habilidad. Algo que hacía sin pensar, sin darme cuenta. Al encontrarme con una persona que lograba impactarme, por la razón que fuera, la observaba, la escuchaba hablar, y dejaba que me empapara de sensaciones. Después, era capaz de escribir sobre ella, su forma de ser, sus miedos y sus anhelos, sin más información que la que podía haber sacado de un encuentro fugaz.

Al principio no creía que intuir la esencia de una persona fuera algo insólito. Más bien lo encontraba normal. Luego, con el tiempo, me he ido dando cuenta de que no es algo tan habitual como me hacía creer. Sobre todo cuando las personas sobre las que escribo corroboran con cierta sorpresa lo que plasmo de ellas en palabras.

"Tienes un don", han llegado a decirme. Pero no, no es ni de lejos un don. Sólo la forma que tengo de recrearme en las personas que me important, que me interesan, que me aportan algo. Es mi forma de decirles que son únicas en el mundo, reales y magicas a la vez. Es mi forma de subirlas al pedestal que merecen por ponerle signos de exclamación a mi vida. Es mi manera de darles las gracias por cruzarse en mi camino y permitir que las viera en todo su explendor.

Hay perfiles que todos habéis podido leer y otros que guardo en la intimidad. Pero todos y cada uno están escrito desde el mayor de los respetos. Con la mirada curiosa de una aprendiz de escritora encantada de haberos conocido.

No hay comentarios: