sábado, 18 de julio de 2009

Esquisita esquizofrenia

Dos de la madrugada. Escucho "Maniobras de Escapismo" de Love of Lesbian. Mi pelo huele a humo enclaustrado. Y sonrío. Estoy contenta. Sigue siendo viernes aún habiendo empezado el sábado ya. Un día que se me antoja eterno desde las tres de la tarde (bendita jornada intensiva).

"Prometiste iniciar conmigo este viaje" cantan los lesbianos y yo les acompaño moviendo mis labios. Se me escapa la letra entre los dientes sin darme cuenta, memorizada desde hace un par de años, no soy capaz de olvidar ninguna palabra. Me capta su intensidad, su esquizofrenia emocional, su excentricismo y su locura. Me convierten en canción, y eso es lo que más me gusta de su música.

"Si tu magia ya no me hace efecto cómo voy a continuar" siguen con "Domingo astronómico". Y yo sigo captando cada recuerdo que me devuelven estas canciones. Porque fueron las protagonistas de una etapa más que importante del camino. La etapa de montaña, de puertos imposibles, de subidas y bajadas sin marchas.

"Olvidas que caíste, y ahora es imposible deshacer lo que me hiciste", robo la frase más incisiva de "Mi personalidad". No puedo evitar ponerle la imagen de una persona muy importante en mi vida, que hace años fue lo primero y ahora me sorprende ver que estoy tan lejos de aquello como aquello está de mí. Sin ganas de acercarme. Pero, sin duda, lo cruel fue lo que mejor que pudo sucederme. Abandonada a la deriva, sin salvavidas, en el océano de la desdicha, sin brújula....Reconstruí el timón. Y ahora navego en dirección contraria a la monotonía.

Y termino con "Un día en el parque", porque mi vida es el eterno retorno, sin duda. Siempre vuelvo a lo que me hace sentir bien. En su día vislumbré optimismo en esta canción, escribí sobre ello. "Ahora me escondo y te observo y te puedo decir: Yo mataré monstruos por ti, sólo tienes que avisar". Es lo que quiero.

No hay comentarios: