martes, 16 de junio de 2009

Amarte sería partir el mundo en dos por vos

¿Escuchas cómo el mundo se quiebra? Desde el Polo Norte al Polo Sur se ha creado una brecha que está separando dos mitades. Dos mundos que fueron uno y que. ahora, cuanto más se separan más antagónicos resultan ser. Una parte empieza a odiar a la otra, mientras la otra no hace nada por evitarlo. Una parte empieza a hacer fuerza por separarse cuanto antes, mientras la otra no hace nada. Una parte está viva, mientras la otra se deja morir.

En una de las dos partes la naturaleza lo llena todo de esperanza, hay rios, valles, cesped y una legión de animales salvajes. En la otra mitad hay bruma, oscuridad y tinieblas. Del otro lado hay sabiduría, entusiasmo, amor, cariño, tacto, generosidad, valentía. Lo contrario que en la mitad sin alma. Es el azul contra el gris. La vida contra la muerte. El principio contra el fin.

¡Cállate! De una vez ¡Cállate! Deja de gritar mentiras. Deja de hacerte el loco. Deja de vivir en la brecha que separa los dos mundos. ¡Llévate tu bruma contigo! Son los restos de no saber romper el mundo por quien creíste amar. Y ahora, resignate. Te has dejado vencer sin luchar. Y no te das cuenta de que la felicidad es simplemente el camino del que no se deja vencer por la adversidad, nunca el destino final.

2 comentarios:

Lucid dreamer dijo...

Ay, Esther, pero de que cosas más feas hablas..odios, brechas. Madre mía. Ahora es cuando si estuviera más cerca te cogería a la Shegi y a ti y os llevaría a dar una vuelta por el parque a ver si se te pasa. Con la mañana tan bonita que hace! Venga, vamos a tirar unos palos a Shegui...

Esther dijo...

Es una pena que tampoco la Shegui esté cerca de mí, es la medicina para todos mis males :D

Gracias por el paseo...me animaste!