jueves, 11 de junio de 2009

6:30

Empiezo justo a las 6:30 de la mañana a escribir este post. A esta hora Madrid amanece radiante. Los pájaros cantan y las nubes se levantan. Todo invita a desperezarse oliendo a café recién hecho de una cafetera enorme que alguien dejó preparada. Pero yo, que vivo contracorriente, como cualquier joven de mi edad que se precie, voy a acostarme dentro de unos minutos. Cuando termine de plasmar en este espacio la belleza de un día que toca a su fin habiendo empezado ya. La reunión se alargó hasta la salida del sol y fue algo más que divertida. Algunos desconocidos (para mi) en un bar conocido, copas, cháchara, risas. Ha estado bien volver a vacilar como antes, miradas, roces, intuiciones fallidas, juegos de inocencia arremangada. Picardía con descaro. Una noche de las de antes. De las de volver a casa, tumbarse en la cama y dejar de sentir las piernas, esas que soportaron horas de baile y dispersión. Hace más de dos meses que no volvía a casa al amanecer. Y hoy lo hago entre sonrisas. Repasando la chispeante conversación con alguien que, probablemente, no vuelva a ver en la vida. Una persona de paso que ha logrado que surgiera de mí una original conversación infinita. Y se ha marchado como vino, sin hacer ruido.

7 comentarios:

Gus dijo...

"10:30". Leo tu post justo 4 horas después de que lo escribas... tú estarás durmiendo a pierna suelta y yo estoy recién levantada, pero eso no importa: siempre estamos conectadas ;)
Tras tus anteriores post (gracias por la parte que me toca en el de ayer) me alegra y me reconforta leer éste. Sé bien que eres capaz de levantarte tras cada caída, pero cada vez me sorprende más la rapidez con la que sacas a relucir tu positivismo para seguir el camino... aunque veas las piedras, aunque aún te duela el golpe, aunque no estés segura de si te tambalearás mucho o poco, me admira que consigas tener tanta energía para seguir adelante.
Personalmente creo que tienes la fuerza de dos personas en tu interior y que por eso lo consigues... Sea como sea, enhorabuena y sigue así, si tropiezas es porque estás caminando y ésa es la auténtica esencia de la vida. No te pares nunca, nena.
Te quiero mucho!

Lucid dreamer dijo...

Esther, lo que más me gusta de nosotros es que siempre compartimos idénticos sentimientos. Un besote.

*Mejorquebien dijo...

Sin duda puedo corroborar lo que hace dos años no era capaz de creer, la experiencia es un grado. Sé que, aunque tenga excusas suficientes como para decaer y pensar "todo es tan injusto", lo que debo hacer es ser positiva. A veces tendré que obligarme a ello, otras saldrá natural. Nunca llueve a gusto de todos y, por supuesto, la lluvia no durará para siempre.

Kepa Sakolegi dijo...

Esther, mira que eres enredadora. Qué capacidad para escribir y no decir nada jajaja Cómo te gusta hacer la cobra.
Andaa! deja de marear a Lucid dreamer y sorpréndele de verdad...tú sabes cómo hacerlo! :)
Besarkada handi bat

*Mejorquebien dijo...

jajaja Cómo os encanta marearme...Kepa, ni idea de qué hablas....

Kepa Sakolegi dijo...

Lucid dreamer te esperó un fin de semana entero y no apareciste. Esta te la guarda jaja. Castigadora!! Pecadora!!!
¿por qué eres tan mala? ¿por qué castigas tanto a lucid? Esto en mi pueblo tiene un nombre c*l*n*a******!! No te lo tomes a mal, mujer, es que soy un poco burrico..Sabes que te aprecio.

*Mejorquebien dijo...

Kepa,

Explícate, no entiendo nada...