viernes, 24 de abril de 2009

Amor perdido, amor cobarde

Me pregunto cuántas personas habrán perdido el amor hoy. Cuántas personas habrán desistido en la lucha, se habrán aliado a la cobardía y habrán acatado las reglas como meros autómatas ¿Cuántos serán? ¿Uno? ¿Mil? ¿Millones? Todos distintos, diversos, con historias paralelas que avanzan al son de la desdicha.

Y ¿ahora qué? El mundo se para. Nada parece tener sentido. El tiempo pesa, la luz duele y dormir es el remedio al pensamiento. ¿Dónde se fue el amor? Se escapó entre los dedos, atado a las pesas del remordimiento. Se diluyó, se hizo líquido y se evaporó con el calor de la incipiente primavera.

Grito ahora por todas aquellas personas que, en silencio, se resignaron. Rompo las cadenas en favor de los instantes perdidos. Y sueño con La Luz de la Mañana. Quizá todo haya dejado de tener sentido en un momento u otro. Quizá sólo necesitemos saber que hemos cambiado la vida de alguien. Quizá no haya en el mundo palabras para describir el dolor de perder el amor. De mi vida, de su vida...

Y pienso en todas aquellas personas que ahora mismo desean estar en un único lugar. Lejano o cercano. Fuera de su hogar y, sin embargo, tan parecido. Un sitio donde se cumplen los sueños y se desvanece la preocupación. Un rincón en el mundo donde el tiempo no existe y nadie crece. Allí donde no hace falta comer, ni existe el aburrimiento, donde todo es especial dentro de su normalidad.

No me quito ese lugar de la mente...

4 comentarios:

Lucid dreamer dijo...

Anoche soñe contigo, princesa. Aparecías tocando la guitarra, impecable, con tu blanca palidez y tus curva a lo Scarlett Johanson,cantando como los ángeles, a ratos cerrando los ojos y a ratos entreabriendo la boca y enseñando los incisivos superiores como sólo saben hacerlo las chicas más sexys. Entonces, estaba deleitádome con tu canción cuando de repente salieron de tu boca las siguientes palabras: "...prometo no volver a pensar en ti...".Y me desperté sobresaltado.

Dartacán dijo...

Hace mucho que no cuentas nada de la Shegui. Vas a perder un lector. Afectuosos lametones.

*Mejorquebien dijo...

Ni canto como los ángeles, ni comparto parecido con Scarlett...Si hubieras acertado en algo, Lucid Dreamer, sería en lo de "prometo no volver a pensar en ti"..los radicalismos siempre me acompañan...

Dartacán...prometo un post sobre mi dulce Shegui pronto...La que siempre está presente. :)

Anónimo dijo...

Pienso en ese lugar y lo encuentro mas vacio que antes.
Recuerdo y los recuerdos se vuelven dulces como la miel
Deseo y los deseos son de que las cosas fueran de otra forma.
Quiero y querer no siempre es poder.
Sueño y sueño con un mundo mejor