viernes, 6 de marzo de 2009

I like what you say

Hoy, por primera vez en mucho tiempo, me he armado de valor y he decidido escuchar de nuevo esta grandiosa canción.


I like what you say - Nada Sur

Ha sido por un impulso, por las ganas de sentir cerca a una persona. Por las ansias de volver a abrazarle y saber que el mundo empieza y acaba en ese instante. Confieso haber llorado poco por creer que no era lo correcto. Y al oír de nuevo esta melodía lloro de alegría, recordando una noche tumbada en la cama delante del ordenador. Recuerdo desear que la persona más dulce del mundo viniera desde la lejanía a pasar conmigo las horas muertas. La distancia era insufrible, las ganas ilimitadas, se estaba fraguando algo grande, algo inmenso, algo sorprendente. Hoy, escucho a Nada Surf y leo todo lo que he escrito en estos últimos siete meses. Retales de mi vida más feliz y más intensa. Desde las tardes mojadas después de la piscina a las noches en vela esperándome en la esquina de Alberto Aguilera. Desde los arrumacos en el sofá hasta el grandioso momento del Wisky. Desde un te quiero a un nunca sentí esto por nadie. Era verdad. Me ha costado verlo, me ha costado saberlo y me ha costado reconocerlo. Era verdad. Tanto que ahora ya sé lo que es querer a alguien sin ser querida. Y saber que esa persona es con quien quieres estar. No hay dudas, porque siempre está en mi mente. Cuando camino por Princesa le veo reflejado en los escaparates, cuando vuelvo de marcha le espero en la puerta de mi casa, cuando escucho a Facto Delafé noto su abrazo.

Soy feliz, por fin, sabiendo que le idealizo. Y entiendo, ahora, cuando él me decía...Maybe I only wanna make you happy....Si mi mundo es mejor ahora es porque con él inicié un proceso. El resto se va escribiendo con tinta de paciencia. ;)

No hay comentarios: