jueves, 12 de marzo de 2009

El mejor final ¿o principio?

Estos días he recuperado una amistad que parecía imposible. Y todavía estoy haciéndome a la idea. Mi mejor amigo "ha vuelto a la ciudad" y con él todas mis esperanzas de cerrar el círculo. Hacer que los extremos se junten y fulminen lo peor de ambos mundos. Será complicado. Pero, por suerte, los dos nos hemos lanzado a esta nueva aventura con ganas, ilusión y esperanza. Llevo tiempo necesitando ver una chispa de esperanza en los ojos de alguien y la veo en los suyos y en los míos cuando disfruto de su conversación. Renacemos en nuestra versión más sana juntos y tenemos la intención de convertir nuestra relación en algo transparente. Poco a poco, paso a paso, nos conocemos tanto que es difícil poner límites. Pero el tiempo, ahora sí, está a nuestro favor. Es en este momento cuando veo claro que nuestra amistad es algo básico en nuestras vidas, algo que no podemos aislar sin más, pero que debemos mimar y construir de cero. Él me enseñó a valerme por mí misma, me descubrió la fortaleza, la independencia, la facilidad de las cosas y la complicación de las personas. Él me quiere de una forma que nadie nunca podrá describir. Y pensar en ello ya no es malo, es bueno, es increíble. Porque hemos llegado a estar en el mismo punto. Aquí y ahora. Es el momento de dar la cara y cerrar una etapa. Con la cabeza bien alta y mirando hacia adelante. Intentando disfrutar de lo que está por venir y dejar atrás viejas heridas. Es lo que tiene la AMISTAD.

LORI MEYERS - LA BUSQUEDA DEL ROL

Retales de la nueva yo :)

No hay comentarios: