jueves, 27 de noviembre de 2008

Silencio

Dicen que después del silencio llega la destrucción. Que detrás de la calma aparece el huracán. Puede ser.
Después de pasar unas semanas tranquila, vuelvo a recurrir a *mejorquebien. Regreso sin mucho que contar, sin ideas, sin apaños emocionales que generen inspiración. Retorno insípida, insustancial, sin alegría ni pena, sin cuerpo ni alma, sin mí, sin yo. Pero repleta de dudas, de miedos, de tremendismos, de huracanes emocionales.

Vengo en busca de respuestas a preguntas que no sé formular. Como siempre. Traigo mi ilusión algo descascarillada, mi cara más seria, mi mente más cerrada y mi corazón encogido por la duda y acorralado por la felicidad.

Me siento muy bien y a la vez incompleta. Me siento en las nubes y a la vez desencantada. Me siento itinerante y a la vez parada. Tiene pinta de ser una crisis existencial pasajera, de las de "PUFF!!" y vuelta a empezar. Así da gusto volver a *mejorquebien.

2 comentarios:

Gus dijo...

BENTORNATA, CARA PRINCIPESSA!!! ;-)

Joey dijo...

He enlazado el blog desde el de MiMesaCojea. Me ENCANTA el diseño de tu blog :-) ¿Es tuya la ilustración de la izquierda?

Tal vez esta crisis existencial te de una oportunidad para actualizar el blog.

Un saludo!!