jueves, 2 de octubre de 2008

Siete pasos a la izquierda y uno a la derecha

Voy a escribir en cinco minutos mil cosas que no vas a entender. Mil cosas que no tienen explicación, ni razón, ni sentido. Mil cosas que parpadean como las luces de neón estropeadas, derramando ese ruido insoportablemente viciante.
Juego al escondite trás el edredón porque no me apetece descubrir mis sentimientos. Y tú juegas al pilla pilla. Reparto las cartas y tú tiras los dados. Te toca preguntar. Me toca vacilar en la respuesta. Tendría que reconocer que no soy tan lista, tan esquiva y tan fría como me invento.
Entonces dejo de querer estar donde estoy, quiero huir, a un lugar donde sólo haya música, nada más. Un lugar en el que perder toda credibilidad, toda honestidad, toda inocente crueldad. Ahora estoy allí, en el lugar de mis pensamientos. Asumiendo que mi felicidad esta construida por instantes que no se mantienen. Y aprendiendo a dejar de luchar contra lo bueno que se puede tornar malo. Y no dejo de pensar en una frase:
"Sin burbujas la vida sería insípida"
Filosofías del esthercismo, sin sentidos de un momento catatónico, derivado de una postura imposible en un sofá demasiado grande para una sola persona.

Seguiré indagando en la vida... quizá todo sea un gran pa, para, pa, pa, paaaaaaa.

Lori Meyers-Luces de Neon

No hay comentarios: