viernes, 15 de agosto de 2008

En dos días...¿en cuántas horas?

Hoy ha sido un día tremendamente divertido. Lo pasé en la playa con mis padres y hacía tiempo que no nos reíamos tanto juntos. Irremediablemente, cuando vivimos estos momentos de risa exultante, nos acordamos "del tete". Él siempre está ahí, en nuestro pensamiento, en nuestra vida. Me he sentido muy a gusto hablando con ellos de él, quizá, como si todavía estuviera aquí, y es que queda, afortunadamente, mucho de él en nostros tres. Todo aquello bueno que vivimos juntos los cuatro, los recuerdos más dulces y también los más duros. Siempre digo que perderle fue como desmantelar un equipo perfecto, que nunca volverá a ser el mismo. El 4x4 se convirtió en un triciclo en el que vamos todos a remolque, unos tiramos de otros, es la única forma que sabemos de sobreponernos. Pero lo estamos haciendo bien, lo estamos haciendo mejorquebien!!!

Hoy también ha sido un día de cuentra atrás. Queda menos para mi vuelta a Madrid y se nota. En el ambiente empieza a pesar mi marcha y se escuchan frases como "Esther no te vayas, encuentra un trabajo aquí y vuelve". A lo que yo esbozo una sonrisa y nada más. ¿Qué podría decir? Mejor nada. Pero me gusta. Es como si mi presencia fuera imprescindible, como si yo trajera y me llevara la alegría de esta casa y eso me hace sentir muy importante. Siempre lo he sido para ellos, lo sé, pero desde mi marcha nuestra relación ha cobrado un nuevo sentido mucho más profundo, mucho más intenso.

Volveré a Madrid en dos días con la convicción de haber pasado una de las mejores vacaciones de mi vida. Regresaré con nuevos retos e ilusiones en la maleta. La renovación de algunas actitudes y la regeneración de sentimientos atrofiados. De aquí me llevaré las largas conversaciones con mi madre sobre aquello que "no sé" y que brota de mí en lágrimas. Me llevaré los piropos, las sonrisas, la entrega total. Tengo los bolsillos llenos de los frutos de la incondicionalidad. Y me voy cargada, muy cargada de energías.

1 comentario:

RoSeWaRNE dijo...

Si no me fallan los cálculos.
44 horas y 9 minutos.