jueves, 10 de julio de 2008

Juzgada por una rana de trapo

-¡Es una catástrofe! ¡Es una catástrofe!- gritaba Gustaf ayer siguiéndome por todo el piso.
-¿Catástrofe? ¿Por qué dices eso? ¡Cálmate!- le dije. Estaba muy alterado, me miraba compulsivamente, escrutándome, como esperando una cara de culpabilidad que no llegaba.
-¡Qué has hecho! ¿Otra vez estamos igual, Esther?- chirriaba su voz.
-¿Qué? No te entiendo. ¿De qué hablas?- empezó a alterarme.
-Pues de lo de siempre, de que vuelves una y otra vez a lo mismo... Ya te vale. ¿Tú no aprendes?-
-¡Ah! ¡Joder! Vale ¡Si! Es verdad, es verdad...- dije avergonzada -pero no es lo que piensas- añadí.
-¿Nooooo? Vaaaaamos que no, yo creo que está muy claro- sentenció dejando relucir cierta indignación en su ojos saltones.
-Gustaf, no, de verdad, créeme, esta vez no es nada de eso. De verdad. ¿No lo viste?- ya no sabía cómo convencerle de que había caído en un error.
-Vi muchas cosas, Esther, muuuuchas cosas- su tonito se acercó tanto al paterno que comencé a asustarme.
-No me vengas de padrazo que tú tampoco eres un santo, ¡mirón!- empecé a vacilarle.
-¿A mi? A mi me vas tú a vacilar ¿a mi? Al que te consuela cuando estás de bajona porque nadie te hace caso ¿a mi? ¡Amos, amos, amos!- terminó con una media sonrisa delatadora. Y acabamos desternillados en el suelo.

Entre nosotros, Gustaf tiene razón, a primera vista parece que vuelvo a caer en los mismos errores, pero nada más lejos de la realidad. Ya no es igual que hace unos meses y sonrío al pensar que ha dejado de ser algo trascendente. Estuvo bien. Fue bonito, no digo que no. Pero creo que ambos supimos que ni antes, ni ahora y, seguramente, tampoco después. Este tipo de juegos siempre se acaban complicando. Y ahora que hemos logrado comunicarnos sin malos entendidos, sin que uno tire más que el otro, sin que uno esté enganchado y el otro desenganchado. Ahora que podría ser el momento propicio, ahora....jajajajaja...sigue sin serlo. Es divertido. La vida tiende al capricho. Pero, por fin, ambos compartimos un bonito sentimiento de amistad. ¡Genial!

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Esther,
estoy deseando leer tu columna... dame una pista... en qué revista la podré encontrar?? Seré una de las fijas... A ver si la próxima vez que te pases por aquí nos vemos... Sigue poniéndole la mejor cara a la vida!
Besitos!
Alba

*Mejorquebien dijo...

Alba!!

La revista (llámale revista, llámale periódico, llámale publicación gratuita de estas que se distribuyen en Sant Boi, no he visto el aspecto que tiene) se llama Nas de Barraca...Publican el 20 de julio (es mensual).... Toca esperar..

Un besito!!
nos vemos seguro!!

Finestres de Sant Boi dijo...

Croac, croac, croac, soc la granota Gustaf.

Esther, amb lo bones que estan les anques de granota, i tu aquí sofrint a l’inquisidora granota Gustaf. Jajajajaja

Enhorabona per publicar els teus articles al Nas de Barraca, soc amic del Pedro Morón. Vaig col•laborar amb ell molt de temps. Ja et llegirem en paper.

Finestres de Sant Boi dijo...

Esther,
Aquí tens l'adreça de la web del Nas de Barraca.

Adéu,

Josep Maria

Finestres de Sant Boi dijo...

http://www.nasdebarraca.com/

Abans m'he oblidat de posar l'enllaç.


Josep Maria