jueves, 24 de julio de 2008

Entre cañas y vaciles

Esta mañana, con el zumbido del despertador retumbando en toda la habitación, he creído estar pegada al colchón -Nueve minutos más, por favooor- No sé por qué el reloj está configurado para que repita el sonido pasado ese tiempo. Y así, suplicando entre ronroneos, he logrado unos minutejos en el limbo. No me sentía capaz de hacer el ingrato esfuerzo de incorporarme, andar hasta el baño y meterme bajo la ducha. He pasado el rato buscándole el fresquito a las sábanas. Y aquello sonando sin tregua, hasta que.....

He oído un sonido diferente, conocido, inesperado...Cojo el móvil, "Maybe I only wanna make you happy" y algo ha cambiado en la escena. Para empezar mi cara, de enfurruñamiento a sonrisa esplendorosa en menos de dos segundos. He vuelto a leerlo, one more time, por si había sido un sueño. Pero no, estaba ahí, guardado en la bandeja de recibidos, para admirarlo durante el resto del día como aquellas obras de arte que están en una urna y lo único que te apetece es aproximarte y tocarlas.

No sé qué habrá detrás de esa frase. Ni siquiera sé si hay algo. Sólo sé que me ha hecho sentir especial. Y hace tiempo que no lo sentía. Quizá esa sea la señal que indique ciertas cosas aún por descifrar. Quizá sea la evolución natural de una historia divertida y sorprendente. No lo sé. Pero no me importa porque de eso se trata ¿no? de ir descubriéndolo entre cañas y vaciles.

2 comentarios:

Luis dijo...

sentirse especial es una de las mejores cosas que te pueden pasar asi que disfrutalo ;)

Un saludo

*Mejorquebien dijo...

Amén!!!!

Besos ;)