martes, 29 de julio de 2008

Bienvenida a la realidad


The Submarines - You, Me, and the Bourgeoisie

Es increible la sensación de levantarse un día y darse cuenta de que todo lo que te daba miedo ha dejado de tener sentido. Te miras al espejo y pareces haber adquirido una fuerza especial, diferente, humana y natural. Das una vuelta sobre ti y estiras un brazo, lo mueves con impulso y cierras las puertas invisibles que quedaban entreabiertas. Y la persona que eres ahora cuenta con lo mejor de lo que eras antes y desprende lo peor de lo que has llegado a ser. Te rindes en positivo a la sensación de vacío, pareces haber dejado hueco en tu interior para que quepan las cosas buenas. Lo mejor de todo es que no sabes qué has tenido que hacer para conseguirlo. Y recuerdas la frase que todo el mundo te decía cuando parecías desaparecer en el pesimismo, "no te preocupes, todo llega". Es difícil entender qué significa esta sentencia cuando la impaciencia te hace mirar compulsivamente hacia todos lados en busca de lo que te haga sentir bien. Y pruebas diferentes sabores hasta dar con uno que es todos a la vez. El sabor perfecto de la vida. Y probarlo es como sentir que nada ha pasado en realidad y que acabas de despertar de una larga pesadilla. Bienvenida a la realidad.

No hay comentarios: