lunes, 7 de julio de 2008

Al contacto con tu pelo....la misma pregunta

Hay historias que se repiten en el tiempo. Historias de amistad exaltada y caricias furtivas. Hay verbos que delatan emociones y gestos de vulnerabilidad inquietante. Hay miradas. Miradas que derriten y miradas que matan. Hay pensamientos de "quiero y no puedo" y riesgos en voz alta. Hay vergüenza enmascarada en descaro. Hay todo eso que no se puede explicar pero te hartas de comentar.

Esta semana apuesto por no estar callada. Me desquito de la prudencia. Digo lo que quiero y "si cuela, cuela". Me dejo arrastrar por los pies y las manos. Si me apetece pregunto, si no recibo respuesta...lo vuelvo a intentar, si malinterpreto..pido perdón, pero nunca me quedo con la duda.

Ya hice la pregunta...

2 comentarios:

Luis dijo...

has encontrado respuesta?
pq parece q si la encuentras,podrías estar mejor que bien ;)

*Mejorquebien dijo...

Nunca hay respuesta cuando la pregunta es sin ser..