sábado, 14 de junio de 2008

Madre mía, madre mía, madre mía....

Llevo meses esperando el verano, el primero trás la recuperación. Y hoy ha llegado. Ha salido el sol caluroso y ¡ya puedo ir en manga corta! ¡bieeeeeeen! Yo ya estaba contenta con este radiante día y tampoco me hacía falta más, cuando, de repente he oído en la radio algo que no podía creer. Igual que llevo meses esperando el calorcito, también llevo meses, casi un año, esperando poder ir a un concierto de The Sunday Drivers y, por fin, tocan en Madrid. El sábado que viene, en el día de la música, gratis (eso está muy bien). Maaaadre miiiia ¿se puede estar más contenta? Sí, porque luego, al consultar el programa por Internet he visto que también toca Russian Red. Buah!!! Genial!! Qué ganas. Ahora, a ver a quien engaño (como siempre) para que venga conmigo. Y el domingo otro de Vetusta Morla. Si es que no paro....

Lo que decían es verdad. Cuando estás bien, tranquila y serena, las alegrías no las tienes que buscar, te encuentran.

2 comentarios:

Gus dijo...

Toma, un regalito para alegrar aún más este día ;)
http://www.youtube.com/watch?v=DgzHrI61CuM

¡Besitos mil!

Luis dijo...

la ultima frase es lo mejor...las cosas buenas aparecen...sin mas.

Un saludo