jueves, 12 de junio de 2008

Improvisación

Cansada, agotada, rendida... Soy feliz...optimista...irradio luz resplandeciente, como el ciego que Amelie guía por una ajetreada y divertida calle de Paris. Estoy tranquila y a la vez emocionada. No puedo dejar de darle el mejor valor a todo lo que pasa. Contra pronóstico sigo mejorquebien.

Estoy mirando a Gustaf, ahí le tengo, espatarrado en la cómoda, con la boca abierta y una mano sospechosamente escondida en la entrepierna. Si tuviera "cosita" ahora mismo estaría alucinando con su falta de respeto, pero como no la tiene sólo puedo reírme del "¿y si tuviera? jijiji".

Deliro porque son las dos de la mañana y acabo de llegar de un concierto de Vetusta Morla, sí el segundo de muchos que vendrán este verano, Tres Cantos, Burgos, Ávila...Ali y yo somos grupis. Y ya nos hemos hecho con el guitarrista melenas. De tanto llamarle la atención al final nos ha tenido que saludar ¡a nosotras!

La vida me divierte cuando pienso en positivo. No me importa qué digan los demás, porque hablan mucho, a veces sin pensar. Quiero ser libre para decidir qué quiero sentir, qué quiero hacer y qué quiero para mi. Mañana no lo sabré pero hoy quiero más. Más de esto. Más euforia, romanticismo y cariño. Más sopresas, imprevistos y locuras. Mucha más improvisación. ¿Improvisarás para mi?

No hay comentarios: