viernes, 30 de mayo de 2008

Mi caja roja

Abro mi caja roja para coger un bombón y a cada bocado estoy más convencida. Sí. De verdad. Es así. Es lo que hay, lo que siento en este instante. Porque, en realidad, sólo existe el presente, porque, en realidad, estoy jugando mis mejores cartas

Cada día que pasa es una reafirmación de lo que era evidente hace poco (o hace mucho). Un beso furtivo en un pasillo oscuro quizá hubiera sido emocionante. Pero nada comparado con el ahora. Esto es lo que quiero, esto es lo que esperaba sin esperarlo.

Hay muchas palabras y pocas que expliquen lo más importante, el sentimiento. Ese sólo se puede demostrar y en eso estamos.

No hay comentarios: