lunes, 7 de abril de 2008

El gesto más valiente...es caer hasta abajo.

Cuando uno se cansa de ser valiente es que ha caído ya tan bajo que puede empezar a remontar.
Cuando uno acepta que la vida no tiene porqué ser prefecta es que comienza a recuperar el optimismo.
Cuando uno empieza a mirar sus propios pasos es que ha soltado las cuerdas que le ataban al pasado.
Cuando uno quiere dar lo mejor de si mismo es que ha olvidado el daño que le hicieron los demás.
Cuando uno cambia la desilusión por la chispa, la prudencia por la temeridad y el miedo por la garra, es que asume su inexperiencia.
Cuando uno se gusta es que ha perdido la desgana.
Cuando uno se abre a los demás es que quiere continuar caminando.
Cuando uno tarda un segundo en levantarse después de una caída es que ya no hay más vueltas que dar.
Cuando uno duda del enamoramiento es que ha vuelto a pensar en el amor.
Cuando uno es capaz de aconsejar a los demás es que todo vuelve a tener sentido.

Deluxe-Reconstrucción

No hay comentarios: