lunes, 14 de abril de 2008

¿Cuánto tiempo es tiempo?

¿Alguien os ha pedido alguna vez que le deis tiempo? Yo no sabía que existía una frase más indefinida que la de "no es por ti, es por mi", pero existe y es "dame tiempo". ¡Ah! tiempo. Claro. Eso que va pasando y que hace que las cosas cambien y evolucionen. Eso que cuanto más rápido quieres que pase más lento va. Tiempo. ¡Qué simple!

Pero ¿cuánto tiempo es tiempo? Una semana, un mes, un año.... O, simplemente, hasta que me canse de esperar. Hasta que crea que no merece la pena seguir sintiendo que quiero más. ¿Tiempo? Tiempo para ¿qué? para pensar sin haber pensado ya, para decidir sin haber decidido ya, para adorar sin haber adorado ya..... ¿Tiempo para irse o para volver? ¿Tiempo? Curioso concepto. ¿Y si sólo es la respuesta a algo insustancial? Si, si, algo desmotivante, algo que no te arrastra, que te deja en el mismo lugar... algo que no te desbarata, ni te emociona, ni te reorganiza la existencia, algo que es nada...

Y cuando sabes que eres nadie para alguien ¿qué se supone que debes hacer? ¿indignarte? ¿llorar? ¿hacer como si nada? ¿seguir insistiendo? No lo sé... Quizá la atracción no sea más que el fruto de la complicación. Y eso haya provocado una idealización desmesurada. Quizá merezcamos a alguien que no sea capaz nunca de pedirnos tiempo, porque el tiempo es para disfrutarlo, no para dejarlo pasar.

La respuesta a mis dudas, hoy, ha venido de fuera. De las letras de alguien que no se rinde. De alguien que cree que soy especial más allá de las contradicciones. De alguien que se ha convertido en un solecito entre las sombras. Un amigo. Simplemente un buen amigo, con todo a favor. Gracias.

No hay comentarios: