martes, 26 de febrero de 2008

Jelou mai frend!!! (a G.A. con cariño)

Esta noche me apetece presentaros a un amigo, G. A. Nunca os he hablado de él porque su discreción es tal que dudaba de si debía hacerlo aparecer en público. Pero no he podido resistirme, le aprecio mucho. Él es alguien que siempre está dispuesto a hablar, a escuchar, a dar su punto de vista y a animarte en un momento de bajón. Ha sido todo un descubrimiento para mí. Le conozco desde hace varios años. La última vez que nos vimos, allá por navidades, no conseguimos ponernos de acuerdo en como y cuando nos conocimos. Yo defiendo la teoría de que fue en Barcelona, en mis años de universitaria. Allí, en “El bosc de les fades”. Allí nos conocimos. Y allí empezó algo más que nuestra amistad. Ninguno nos imaginábamos que llegaríamos hasta este punto. Pero, estoy segura de que lo sucedido ha creado y reforzara este vínculo amistoso. En el último año G. ha sido uno de mis confesores de pesadillas, el receptor de alguno de mis enfados y mi distracción en momentos de aburrimiento. He descubierto, atónita, que está abierto a un amor espiritual, que para mí es complicado de entender. Y que pisa con firmeza allá donde va, pero que también conserva un ápice de duda, de búsqueda de uno mismo que lo hace humano dentro de la divinidad. Reconozco que le tengo en un pedestal, por lo bien que se ha portado conmigo. Por sus consejos, siempre desde la neutralidad, nunca desde el otro lado de la “batalla”. Es grande. Cuando hablamos siento que se interesa, que se implica, que quiere ayudarme a estar mejor. Es inteligente, generoso, sarcástico, divertido, sugerente, sincero, incisivo y, por fin, enamoradizo. Es de exterior distante, como buen vasco, pero tiene un corazón enorme. Ahora, más que nunca, siento que forma parte de mi vida por deseo expreso, no por extensión. Y le doy las gracias por todo. Nunca me canso.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Por alusiones :-)

Fijate que me has alegrado el dia!! Siempre es agradable escuchar a los demas hablar bien de uno mismo, pero tambien hay momentos en los que uno lo necesita mas de lo normal, que necesita un empujoncito al ego que anda un poco arrastrado por una u otra razon. Gracias!!!

En este ultimo año mi vida ha estado bastante revuelta, creo que la tuya tambien, me da que no estabamos acostumbrados, y quiza eso ha hecho mas facil que nos entendieramos... sea por lo que sea, has sido un muy agradable descubrimiento ;-)

Me alegro si te he podido ayudar en algun momento, yo por mi parte me lo he pasado muy hablando contigo, y creo que he llegado a entenderme mejor gracias a tus 'interrogatorios'... sigue preguntando!!!

Dada mi temible combinacion de ingeniero y vasco, dificilmente seria capaz de escribir algo tan bonito como lo que has escrito tu, pero vamos, que tu tambien molas :-)

Un beso!!

G.A.

Anónimo dijo...

Yo tampoco lo puedo evitar. Qué daño, qué dolor, que a mí no me quieras ni ver.

Á.C., el que te presentó a G.A.