sábado, 15 de diciembre de 2007

Lo que sí y lo que no

Quedan pocos días para Navidad. ¡Qué horror! pero ¡Qué bien!
Es tiempo de regresar a casa, de ver a la familia, de abrazos y de sonrisas. De esperanza y nostagia. De añoranza. De cáscaras encima del mantel, de comer sin medida, de brindis y regalos.

Para estas Navidades quería un regalo especial, lo tenía pensado, pero ya no lo quiero. Para mí, ahora mismo, lo más especial que puede pasarme en estas fechas es ver a los míos, volver, sólo volver y sentirme en casa. No quiero paquetes bajo el árbol. Sólo amor y cariño. Saber que hay alguien que me quiere, que se preocupa por mi, que me tiene en sus pensamientos. Eso lo sé todo el año, pero es ahora cuando más lo necesito. Decirles ahora, sin medida, a todos, que les quiero, que son los incondicionales, los que están ahí pese a que yo cambie, evolucione. Los que no se enfadan, ni me juzgan, ni dejan de hablarme. Los que me animan, me consuelan, enjuagan mis lágrimas. Mis mayores fans y los que hacen que toque de pies a tierra. Los TODO para mí. Los únicos.

Estoy impaciente. Por ver sus caras, por contarles mis historias, por sentir esa calidez que sólo ellos transmiten.

Feliz Navidad a todos. Ahí os dejo una canción. Los mejores regalos son los que salen del corazón, no del Corte Inglés. Ojalá alguien me dedique una canción algún día.

Song for Ana
DELUXE


3 comentarios:

ao dijo...

Lisa (también conocida como tal, al menos en su día).

Leí con atención su mail (reivindicativo / conocedor), pero no contesté porque odio esa especie (supuesta / presunta) de demostraciones de interiores (al coste de 60 preguntas manidas e insustanciales).

AC volvió a sacar un disco enorme (letra triste con música alegre y letra alegre con música triste), como él mismo dice: "ya no soy el viejo Andrés...). Virtudes (y defectos) de ser un "bonus pater familias".

Sea buena, levante el ánimo (no es lindo verla "tocada") y besos.

ao (el 22)

MEJOR QUE BIEN dijo...

Gracias por el comentario. Ya sabes que los tremendistas nos inspiramos en nuestro propio sufrimiento. Pero nunca es tan desgarrador como parece a los ojos de los demás. O eso, o es que se me está endureciendo el corazón.

Escuché a Andrés (nunca dejará de tocarme el alma y eso te lo debo a ti)

Sigo sonriendo

Lucid Dreamer dijo...

Estrellita mía, ya sé que prefieres que te dedique una canción cualquiera antes que un admirador pesado pero eres tan divertida, desconcertante y misteriosa..eres so especial so fucking especial..que no me he podido aguantar.
Con todo mi cariño

www.youtube.com/watch?v=nxpblnsJEWM