viernes, 21 de diciembre de 2007

El efecto

Hoy me han hecho un regalo muy especial. Una amiga, mejor dicho, la amiga, me ha obsequiado con un libro de fotografía espectacular llamado "humanidad/inhumanidad, viaje fotográfico de George Rodger". Lo mejor del detalle, además de demostrar que me conoce al dedillo, ha sido la dedicatoria.

"Son fotos hechas con una mirada especial, la misma que habita en tus ojos, esas dos luces llenas de humanidad, con las que alumbras a quienes te rodean"

Éste ha sido un año duro. Un año en el que he sentido que perdía mi esencia, que no sabía quién era.. Un año en el que he intentado reorganizar mi mente, mi corazón y mi vida cotidiana. Un año en el que, por suerte, he tenido el apoyo de algunas personas que han estado aquí aunque yo no fuera la mejor parte de mí. Pero no sólo eso. Ellos han logrado mostrarme, cada uno a su manera, todas esas cualidades que ven en mí y que yo no era capaz de ver. Han ido sembrando semillitas en mi corazoncito y las han regado minuciosamente, con paciencia y buena cara, hasta que han ido floreciendo.

Hoy me siento fuerte. Porque sé que ellos me valoran. Porque yo me valoro. Soy mejor que antes y peor que después. Pero soy alguien a quien ellos quieren, sólo por eso merece la pena ser un poquito mejor cada día, para estar a su altura.

Rosa, mil gracias por ser mi alma, mi mente y mi corazón, cuando creí haberlo perdido todo.
Te quiero mucho.

4 comentarios:

Rosa dijo...

Estás creciendo muy bien y como mamá madrileña tuya que soy he de decirte que estoy muy orgullosa.
Yo también te quiero un montón, ya lo sabes ;-)

Queen dijo...

Da gusto ver como os quereis, es curioso saber como os conocisteis y maravilloso haber visto como habeis crecido.
Soys un par de soles.

MEJOR QUE BIEN dijo...

¡Cuán maravillosa sorpresa veros por aquí mis adorables angelicos!
Espero me honréis con vuestra presencia más a menudo...
Chiara, tenías razón, has dejado más de un comentario en mi blog, I'm so sorry...

Rosa...jijijiji...ya me he comido los caramelitos esos tan ricos..ñam, ñam, me han sabido a poco...

Un abrazo a las dos

irenota dijo...

Gracias por reenviarme el mail ese tan curioso! jejeje, y recuerda que la esencia no se pierde nunca, sólo que a veces se empaña mucho y sólo hay que darle con un paño reconfortante y ya tá.
Se que suena a remedio rápido y cutre pero con amigas como las que tienes, no te faltarán paños que te devuelvan el brillo.
Muaks.