viernes, 7 de diciembre de 2007

Adiós

Hoy te digo adiós porque no puedo hacer otra cosa
Caí como una piedra en el río sin hacer nada por flotar
Tu aura me conmovió, me paralizó.
Fijé mi objetivo en ti y me olvidé de mí.

Mi apuesta, mi lucha, mi reto
mi insensatez, mi ruina, mi fortuna
mi todo, mi nada, mi ambigüedad...

Has sido el centro y la periferia
La luz y la oscuridad
La risa y la seriedad
Has sido todo y más, aparentando menos.

Y te vuelvo a decir adiós para convencerme
Decido yo y tú has manejado mis hilos
Ahora sí, ahora no, ahora tal vez
Desespero por querer esperarte

No es buena idea seguir en el sueño
porque despertar va a ser la peor caída
Todo arde y quemarme no tiene sentido
Tiene sentido decir adiós y adiós te digo.

No hay comentarios: