domingo, 7 de octubre de 2007

Uno, dos, tres...

Si en tu camino encuentras un cruce
Si en tu travesía una ola te acecha
Si en tu ruta te hieres con una rama

Piensa que hay alguien en el mundo que no puede:
Escoger el camino por sí mismo
Surcar el mar en busca de aventuras
Sanar y cicatrizar sus heridas

Por eso siéntete afortunado, porque tú puedes:
Tomar tus propias decisiones
Viajar a lugares nuevos
Andar, caerte y levantarte...

La moneda tiene dos caras
Y, a veces, con tirarla de nuevo puede cambiar tu suerte
¿Te atreves?

No hay comentarios: