miércoles, 24 de octubre de 2007

"Devolver al remitente"

"I think of you often.

Have you forgotten
The way you looked at me
When we met?"
Often
The Sunday Drivers

Vámonos. Salgamos de aquí. Es un nuevo día... Hay pingüinos en la acera. Los árboles enseñan a los niños y las ranas tararen la canción en la que estás pensando ahora mismo. ¡Es increible! ¿Lo estás viendo? Ven, te voy a enseñar algo.

Aquí, en este rincón, aguardan tus sueños el día en que se pudan hacer realidad. ¡Mira! Aquella es la piruleta gigante que endulzaba tus siestas de niño. La mesa en la que jugaste aquella partida de Mus con Elvis, Chaplin, Lenon y los demás...La popularidad, los goles de tu equipo, los dieces en mates, las alas de ángel y el viaje a la Patagonia. ¡Está todo!

¿Qué haces? Rebuscas nerviso. No lo hagas. Ella no está ahí. No insistas. Ella es real. Está en tu mente pero no es un sueño. Existe en tí. Lo sabes. Es parte de tí. Búscala, encuentrala y adivina sus sueños. Cuentale que no quieres dejar que otro deseo acabe en este rincón. Hazla real. Verás que todo cobra un sentido. Los pingüinos te saludarán por la calle y los árboles te hablarán de filosofía. ¡Déjate llevar por el surrealismo!

2 comentarios:

IRENOTA dijo...

Esther! Atónita me quedo cada vez que escribes un post. Qué destreza tienes manejando el lenguaje para expresar sentimientos y sensaciones. Tienes un don. Sí señor.
Por cierto, y continuando con el surrealismo, sigue en pie mi ofrecimiento de servicio de comidas de lunes a viernes en la Avenida de Valdemarín. Normalmente hay lentejas surrealistas y filetes con patatas cubistas. Mua! Y no abandones nunca tu blog!

MEJOR QUE BIEN dijo...

Niña! Me encanta que por fin hayas decidido escribirme un comentairo. Me gusta relatar historias sin saber quien se las lee, pero más me gusta saber que hay alguien al otro lado que admira mi improvisada obra. No quiero acabar sintiendome una escritora incomprendida y lanzarme al abismo de la decadencia por falta del reconocimiento social/artístico que todos merecemos (juas,juas, juas). Muchos besos y guardo tu invitación con mucho cariño.