lunes, 29 de octubre de 2007

All I want for me is you! (si lo sabes ¿qué haces ahí parado?)



En cada momento de nuestra vida experimentamos un tipo de amor distinto. En la niñez somos amados y así aprendemos a amar. En la adolescencia amamos indistintamente. En la juventud amamos disparatadamente. En la madurez amamos reposadamente. Y en la vejez amamos.

El amor bombea nuestro corazón. Es la ilusión por la que salimos a la calle todos los días. Un guiño que esperamos con ansia y que cuando ocurre dura un momento. Y quieres parar el tiempo. Porque has encontrado lo que andabas buscando. Porque la probabilidad de que todos los astros se alinean para crear un punto de encuentro entre dos mundos independientes es una entre un millón. Porque el pensar en "ahora" te hace olvidar el "antes". Porque tu tiempo anterior sólo es pasado y la vida empieza con esta nueva luz en tus ojos. Es como si alguien hubiera dado cuerda a tu detallismo, originalidad y romanticismo. Ocurre en cualquier momento, en cualquier lugar...Y amarás y te amaran, porque todos necesitamos ser amados, pero también exigimos poder amar. Y todo el mundo lo vive de igual forma, pero cada uno creemos que nuestra historia es única. Que ser el centro de la vida de alguien nos hace importantes, diferentes, irrepetibles. Pero, en realidad, sólo somos dos personas más sobreviviendo a un mundo lleno de realidad adversa y viviendo de la ilusión impalpable de saber que no estamos solos en el mundo, que hay alguien que se preocupa por nosotros, que hemos encontrado nuestro complemento.

No hay comentarios: